En la medida de lo posible, intenta ponerte en el lugar del otro y entender que muchas de sus reacciones son fruto de los problemas mentales por los que atraviesa.

Existe una gran variedad de problemas mentales que nos pueden afectar a cualquiera. Cada año, millones de personas mayores de edad son diagnosticadas con algún tipo de trastorno mental.

Por eso es importante saber cómo apoyar a nuestra pareja cuando atraviesa por una situación de este tipo. La enfermedad mental puede representar un reto para la relación, por lo que es necesario aprovechar todas las herramientas que tengamos a mano para lograr salir adelante juntos.

Estos consejos pueden resultarte muy útiles para ayudar a tu pareja a sobreponerse, y demostrarle que estás a su lado incondicionalmente. Sin embargo, no descartes solicitar ayuda profesional. El psicólogo puede ser un excelente apoyo para ambos.

Cuidar de ti mismo también es importante

En primer lugar, es importante entender que para poder cuidar de otros debemos estar bien nosotros mismos. Esto nos permite no derrumbarnos cuando la situación se complica.

Si estamos mal desde un punto de vista emocional podríamos empeorar el problema. Una persona que presenta un trastorno mental necesita a su lado a alguien fuerte en quien poder apoyarse.

Evita dejarte a ti mismo de lado. Aunque tu pareja necesita tu apoyo y comprensión, tú también importas en la relación.

No te tomes las cosas de modo personal

En una pareja, la comunicación es fundamental.

Los problemas mentales pueden tener muchas causas y sus síntomas pueden ser muy variados. Debes entender que la ira, la desconfianza, los cambios de humor bruscos y un sinfín de reacciones negativas más pueden ser parte del trastorno mental.

Cuando estamos en pareja con una persona que padece problemas mentales es fácil pensar que estas actitudes son culpa nuestra.

Aprende a perdonar

Muchas veces, las personas con trastornos mentales se frustran porque se sienten incomprendidas. Esto termina causando problemas en la relación. Eso podría causarte cierto resentimiento y frustración a ti también. Evita pensar que tu pareja no valora tu esfuerzo.

Perdonar las actitudes negativas que tiene tu pareja en sus malos momentos ayuda al avance de la relación, y a dejar de lado la ansiedad, la tensión y el resentimiento.

Infórmate todo lo que puedas

Existen muchos tabúes sociales alrededor de la enfermedad mental. Es importante buscar información contrastada tras recibir un diagnóstico claro.

Aprender lo máximo posible sobre los problemas mentales que aquejan a tu pareja es una de las cosas más útiles que puedes hacer para ayudarle con eficacia.

La mejor alternativa es acercarte directamente al médico que trata a tu pareja para que te dé instrucciones precisas sobre el tratamiento.

Esfuérzate por mantener un lazo fuerte en tu relación

Este consejo es crucial para cualquier pareja. Una pareja donde no hay comunicación se debilita poco a poco hasta romperse. 

Una buena manera de lograr esto es la terapia de pareja. Cuando tu pareja se enfrenta a problemas mentales necesitarás dar un poco más de tu parte. Y quizás esperar un poco menos de la suya.

Si tu pareja está atravesando por una enfermedad mental es probable que su enfoque no esté 100 % dirigido hacia el bienestar de la relación.

No te sientas responsable por los problemas mentales que pueda estar atravesando tu pareja

Jugar a ser el terapeuta de tu pareja no ayuda a mejorar su salud mental y sí puede afectar su relación. Muchas personas se resisten a recibir atención debido a que tienen la idea errónea de que tener un problema mental es sinónimo de estar loco.

Dale la seguridad para que vea que pedir ayuda no es un signo de debilidad, ni mucho menos algo de lo que sentirse avergonzado. Si tu pareja es reticente a recibir ayuda, tu papel debe ser el de mediador.

Hazle entender que será lo mejor. Pero ten presente también que no debe forzarse a una persona con problemas mentales a recibir ayuda cuando no la quiera. La responsabilidad es únicamente suya

Ayuda a tu pareja a ser constante con su tratamiento

La terapia mental es vital para superar estos problemas.

Cuando una persona con problemas mentales comienza a sentirse bien, puede tener la tentación de dejar de tomar la medicación o dejar de asistir a terapia. No es una buena idea.

Para mantener la situación bajo control debes seguir las indicaciones de los médicos. Si el tratamiento recomendado se abandona súbitamente, es probable que los síntomas regresen y quizás empeoren.

Esfuérzate por animar a tu pareja a que continúe tomando su tratamiento, o en caso contrario que lo deje gradualmente bajo supervisión médica. Si te lo pide, acompáñalo o dale su espacio, según lo que necesite.

Recuerda que es importante ser constante y no tirar la toalla. Demuéstrale que, aunque su enfermedad lo haga pensar, actuar o sentirse de cierta manera, tiene tu apoyo, amor, paciencia y comprensión.
















TE PUEDE INTERESAR

El aprendizaje online es muy distinto al que se puede llevar a cabo en un aula tradicional. No existe una interacción cara a cara con el maestro ni con el resto del alumnado, puede haber demora en el sonido o el vídeo, controlar los turnos de palabra se convierte en una misión imposible…

Leer más »
Talleres

𝗖𝗜𝗡𝗘𝗔 𝗟𝗔𝗧𝗜𝗡𝗢𝗔𝗠É𝗥𝗜𝗖𝗔 PRESENTA EL 𝗖𝗢𝗡𝗚𝗥𝗘𝗦𝗢 𝗜𝗡𝗧𝗘𝗥𝗡𝗔𝗖𝗜𝗢𝗡𝗔𝗟 𝗗𝗘 𝗟𝗔 𝗙𝗘𝗟𝗜𝗖𝗜𝗗𝗔𝗗 𝗟𝗔𝗕𝗢𝗥𝗔𝗟 2022 𝗧𝗲𝗻𝗲𝗺𝗼𝘀 𝗲𝗹 𝗵𝗼𝗻𝗼𝗿 𝗱𝗲 𝗽𝗿𝗲𝘀𝗲𝗻𝘁𝗮𝗿𝗹𝗲𝘀 𝗮: 𝗦𝗣𝗘𝗔𝗞𝗘𝗥 LIC. GINA

Leer más »
A %d blogueros les gusta esto: